La moderna exclavitud.

11 10 2007

En un país, como decía Athaulpa, en donde las penas son de nosotros y las vaquitas son ajenas, nos encontramos cotidianamente con la triste realidad de que son muchos los argentinos que se encuentran, laboralmente, en una situación cercana a la exclavitud y la explotación. Uno de estos casos es el trabajo de teleoperador o telemarketer. Este tipo de trabajo es llevado a cabo por muchos jovenes los cuales ven esto como la puerta de ingreso al mundo laboral y son sometidos a presiones y persecuciones con el fin de lograr los objetivos de la empresa.

Un periodista de la revista RollingStone trabajó encubierto en una de estas empresas y registró en este blog: Diario de un telemarketer como se vive desde adentro de una de estas empresas. Muestra lo que padeció en carne propia así como las impresiones y sensaciones de muchos de los jovenes que ingresan en este trabajo.


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: